El árbol de mora

arbol de mora moreras

El árbol de mora, o morera cómo se le conoce comúnmente, es una planta que pertenece a la familia de las moraceas, pueden llegar a crecer hasta 15 metros de altura, desarrolla ramas de color grisáceo, las hojas de este árbol pueden medir entre 4 y 6 centímetros de largo, con forma ovalada y bordes irregularmente dentados, dichas hojas presentan un color verde claro. Es un árbol que por lo general florece en el mes de abril y sus frutos comienzan a crecer a principios del mes de mayo.

Es un árbol de origen asiático, de clima templado, pero también es cultivado en gran manera en Europa y América. Este árbol se cultiva principalmente por las propiedades de sus hojas, ya que es el alimento de los conocidos gusanos de seda, ya que los capullos de estos se utiliza en la fabricación de la seda. Aparte de este cultivo con fines comerciales, también se usan de forma ornamental.

El fruto del árbol de mora es una baya, a pesar de  la diversidad de especies de este árbol, las moras presentan características muy similares en cuanto a propiedades cómo en aspecto fisico. Dicha fruta está conformada por drupas, las cuáles suelen estar en pequeños racimos, dentro de estas se encuentran las semillas, las cuales son muy pequeñas, diminutas sí cabe el término, se pueden percibir al momento de comer la fruta y suelen ser algo molestas al gusto y al paladar. Dependiendo de la especie de la mora, su sabor varía, algunas más dulces o agrias que otras.

La mora es usada en la preparación de distintos productos, el más común es el jugo de mora, aunque también suelen preparar jaleas y mermeladas. Muchas compañías hacen uso de la mora para la fabricación de cócteles de frutas y derivados. Se dice que la mora consumida en su estado natural ayuda a la buena pigmentación de la piel. 

El árbol de mora por ser de clima templado suelen resistir a las sequías, aunque no exigen de mucha agua para vivir, siempre es recomendable el riego por lo menos en épocas de sequía. Por otra parte se recomienda plantar en árbol de mora en un lugar o zona donde la luz solar sea intensa, estos árboles requieren de mucha luz solar, sin embargo el suelo debe tener un nivel de humedad considerable a la vez de gozar de buen drenaje. Sí es el caso de plantar varios árboles de mora, lo recomendable es que entre estos hayan distancias considerables, ya que por naturaleza, este árbol suele expandirse mayormente hacia los lados, 15 pies de distancia entre cada plantación es una distancia óptima. 

Los árboles de mora puede ser fertilizados con material orgánico que contenga fósforo, potasio y nitrógeno, se puede utilizar una libra de fertilizante por cada pulgada de diámetro que tenga el tronco del árbol. Existen regiones en las cuáles las plantaciones de mora no requieren más que solo nitrógeno cómo fertilizante.

Por otra parte, los árboles de mora no sufren de plagas, aunque llegan a presentar una enfermedad muy peculiar llamada “palomitas de maíz” que no son más que pequeñas protuberancias blancas que aparecen en las ramas y tienen el aspecto de palomitas de maíz, lo más recomendable en estos casos es cortar las ramas afectadas e incinerarlas. Es muy importante eliminar todas las ramas y partes que se vean afectadas ya que se podría propagar dicha afección por todo el árbol. Otra de las enfermedades que ataca al árbol son las manchas foliares con carácter bacteriano, sin embargo el proceso para eliminar también esta enfermedad es el mismo, cortar y quemar todas las partes del árbol que se vean afectadas.

moras arbol

El árbol de mora es muy popular por los frutos que ofrece, pero también por sus cualidades ornamentales, son elegidos muy a menudo para decorar jardines y paseos. 

¿Qué opinas tú?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *