Árbol de Laurel

arbol-de-laurel-informacion-b

Laurel

El árbol de laurel es un árbol común, dioico perennifolio, con 5-10 m de altura, de tallo recto con la corteza de color gris y su copa densa, oscurecida, con hojas de manera azuladas, alternas, ublongo-lanceoladas o lanceoladas, con una consistencia un poco coriácea, aromática, con un borde en ocasiones un poco ondulado. Tiene un ápice agudo y una base atenuada. Mide de 3 a 9cm de longitud y poseen peciolo corto. El haz es de un color verde fuerte y lustroso, y su envés es más pálido. Sus flores están conformes en umbelas de 4 a 6 flores de 4 pétalos cada una, que aparecen durante marzo y abril, y son de color amarillo fuerte. Las flores macho tienen entre 8 y 12 estambres de aproximados de 3 mm, en su mayoría con  2 nectarios opuestos, gineceo rudimentario y subaxilares. Las hembras con 2 o 4 estaminodios apendiculares y un ovario subsesil un poco corto y grueso y estigma trígono. Su fruto es como una baya, ovoide, de entre 10 y 15 mm, oscura en la madurez, ligeramente acuminada con un pericarpo delgado. Tiene una semilla bastante única de ‘9’ por 6,5 mm, lisa. Su madurez llega a principios de otoño.

Cultivo

Se puede extender por semillas de manera sexual y por esquejes, que sería propagación agámica, asexual, también llamada ‘multiplicación’, tanto de su raíz como de su tallo (-estacas-). La propagación de manera sexual a través de  sus semillas es un poco lenta pero es la forma más sencilla. Su semilla debe ser recolectada en lugares donde existan pies de ambos sexos. Su tasa de germinación aumenta con escarificación mecánica, posteriormente por la estratificación húmeda helada durante 30 días. También podemos mencionar que su estratificación es un movimiento por el cual se exponen a algunas semillas que presentan dormición condicionales de imbibición y a temperaturas muy bajas durante un tiempo determinado como un método para dejar atrás esa condición. Y por el uso de esquejes, se obtienen resultados mejores con estacas semileñosas en el período de un crecimiento mayor activo.

El árbol de laurel es una planta muy poco exigente en cuanto a suelos, aunque se encontraría mejor en aquellos suelos sueltos y frescos. Aguanta muy cómodamente la poda y es ligeramente sensible a parásitos que suelen entrar en ella , algunos de estos parásitos son:

Enemigos naturales

Las cochinillas son su enemigo principal, el 90% de los árboles de laurel la portan. Encima de la melaza que secretan estas plantas, se asienta el hongo de negrilla, que más que hacer daño a la planta la vuelve fea.

Sila. Una plaga que produce síntomas peculiares. Las hojas se vuelven arrugadas como consecuencia de las mordeduras de este pequeño insecto que chupa de ellas. Es muy difícil ver al causante de esto, puesto que no permanece solo en la hoja.

Además, fuera de las regiones de un clima mediterráneo, es muy sensible a climas helados.

Uso

Las hojas del árbol de laurel son utilizadas como un condimento en  gastronomía europea , así como en Centroamérica y Norteamérica, en la región noroeste del México, le es conocida como el laurel de Castilla. Estas son utilizadas en guisos, sopas y estofados, así como en carnes, mariscos, pescados y vegetales, e incluso en postres como el arroz dulce (arroz con leche). Las hojas del árbol se utilizan generalmente enteras (usualmente como bouquet garni), y son retiradas antes de servir el plato. También pueden ser machacadas, trituradas o molidas antes de cocinar para darle un gusto mejor a la comida.

En su uso como planta medicinal, el árbol de laurel es un estimulante estomacal (del apetito, digestivo, carminativo y colagogo). El aceite que es obtenido de los frutos (-manteca de laurel-) era utilizado de manera tradicional para el tratamiento de pediculosis e  inflamaciones osteoarticulares. La ingesta en gran cantidad de hojas de Laurel cantidades puede llegar a ser tóxica.

La madera del árbol de laurel es muy resistente y dura, y se ha empleado en lugares como Andalucía, para realizar trabajos de marquetería y taracea, una tradición artesanal de los árabes que ha sido heredada y resguardada en algunos lugares como el Albaicín de Granada.

¿Qué opinas tú?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *