Árbol de Cristal

arbol-de-cristal-informacion-b

Es un gran ejemplar que proviene de la familia de las Araucáriaceas, proveniente de Malasia.

El género o sección Agathis, es llamado normalmente Danmar, este está comprendido por un grupo de aproximadamente 21 especies de diferentes árboles. Tiene hojas en formas coriáceas, elípticas y perennes. Su tallo es liso y gris, presenta algunas manchas de color rojizo en determinados tiempos del año.
Las flores son inservibles, y su fruto es de forma elipsoide cónica.

Cuando es un árbol adulto toma una copa en forma globosa y además, cuando es joven la forma de su copa es de una forma más cónica. Su tamaño va entre 30-50 metros.

El árbol de Cristal es un árbol único en Argentina. También siendo el único ejemplar en toda Sudamérica, se encuentra localizado en el parque Pereyra Iraola. Esta especie tiene una característica peculiar, la cual es que la resina que exuda su madera son como lágrimas de cristal y en las noches donde hay luna llena, es una ocasión muy especial, pues al iluminarlo la luz de la luna da la sensación de que en realidad este es un árbol conformado por cristal.

Hay otro ejemplar localizado en la Australia. Son árboles que tienen vida durante al menos 100 años. El árbol de Cristal, de gran desarrollo radicular y de un tallo liso, de copa globosa. Debe encontrarse a pleno sol, riego moderado , resiste las temperaturas bajas,no desecha su follaje en invierno,es perenne. Es muy propenso a recibir ataques de hongos en tallo y raíces.

Pero también, existe un mito, el cual también podría dar el ‘origen’ de este árbol; detrás del árbol de cristal podría ser que exista una historia de amor, la cual supuestamente ocurrió hace más de 100 años.

Historia detrás de amor – árbol de cristal

Ella tenía como nombre Rocío, era extremadamente bella, con ojos muy brillantes similares a un cristal por su intensidad, esos ojos encantadores y adorables fueron los que cautivaron a aquel joven hombre.

El, Ángel llevaba por nombre, tan carismático, caballero, tan perfecto, supo como llegar al corazón de Rocío.

Ellos se pudieron conocer gracias a un nexo entre sus familias ya  que ambas tenían un importante poder económico. Fue en ese mismo día, en el Parque Iraola , en que los dos se dieron por enamorados; para todos en aquel lugar, era un día como cualquier otro, pero para Rocío y Ángel, fue el día de primavera más maravilloso y perfecto de sus vidas.

Una tarde como cualquiera, ellos juraron amor eterno, juraron no estar separados jamás. Pero lo que supuestamente impedía este amor no era sus familias, sino una joven hechicera que desde muy niña estuvo enamorada de nuestro caballero.

En esa tarde, al ver que ambos eran tan felices estando juntos y tan solo de pensar que la supuesta hechicera, Porfilia, no podía tener el amor de Ángel, realizó un hechizo para separar a la linda pareja. Éste trataba en que Rocío debía dejar caer una lágrima, sólo con una ya era suficiente para que ella se quedara paralizada de por vida; este era el fin de Porfilia y su hechizo.

En uno de los muchos encuentros que tuvieron estos jóvenes, Porfilia llegó antes que su amada Rocío, entonces corrió a los brazos de Ángel y sin dar explicaciones le dio un beso con la intención de ser vista por Rocío. Como estuvo planeado, la joven ante tal desamor derramó de inmediato una lágrima que la dejaba inmóvil, como era de esperarse, transformándose en el árbol de cristal que todos admiran.

De la supuesta “hechicera” sólo se sabe que falleció al poco tiempo y del joven apuesto Ángel, se dice que se volvió a enamorar.

Además, se dice que suelta el árbol son las lágrimas de esos bellos ojos de Rocío, que aún sufre por su amor.

El árbol de Cristal tiene mucha historia, este mito es bastante peculiar, más sin embargo no deja de ser eso, un mito, es un árbol muy llamativo, por esto, el árbol de cristal es uno de los mayores centros de atracción en Buenos Aires y otros lugares muy únicos ya que no existen muchos árboles de cristal.

One Response

  1. Rosa Jachero 20 mayo, 2019

¿Qué opinas tú?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *