Árbol de la abundancia

arbol de la abundancia

Portulacaria afra es el nombre científico que recibe el árbol de la abundancia, es también conocido como el árbol de las monedas o árbol del dinero, existen diferentes especies de esta planta. Pero todas en esencia tienen un mismo fin, atraer prosperidad y dinero al hogar.

Según cuentan las tradiciones, al tener en casa un árbol de la abundancia, el dinero nunca faltará en esta, este árbol también es conocido como la planta enana de jade, pequeño arbusto de elefante o speckboom en africano, estos nombres relacionan a la planta con los elefantes ya que este es su alimento predilecto en el lugar de origen de la planta que es el sur de África. 

El árbol de la abundancia posee hojas muy carnosas, brillantes y que crecen con la forma de un arbusto, son hojas que prefieren un clima cálido, no soportan las bajas temperaturas en extremo. Estas hojas tienen forma de moneda.

En su lugar de origen, áfrica, el árbol de la abundancia puede llegar a crecer entre los 4 y 6 metros de altura, pero en jardines, materos o macetas suele crecer solo hasta los 2 metros de altura, este pequeño árbol o arbusto es muy denso, su tallo es de color marrón, no obstante el árbol de la abundancia luego de superar su etapa de reposo que es durante el invierno, comienza a dar pequeñas flores de color rosado que se agrupan en racimos en las puntas de las ramas del árbol.

Este árbol puede ser cultivado tanto en interiores como en exteriores, sí es el caso cultivarlo en interiores, se recomienda que esté en un lugar donde la luz sea muy brillante y no haya corrientes fuertes de aire, se puede elegir un espacio donde la luz del sol no impacte directamente con la planta, ya que los rayos uv al incidir directo sobre las hojas causan resequedad en las mismas hasta el punto de quemarlas y que estas mueran. Por otra parte el matero, maceta o recipiente donde se vaya a colocar el árbol debe contar con pequeños agujeros que brinden un buen drenaje.

arbol de la abundancia

Sí el árbol es cultivado en exteriores, lo recomendable es que el clima sea cálido, se recomienda a su vez agregar arena o material similar para lograr un buen drenaje y que el riego sea poco. Es bueno que se abone antes de comenzar el invierno y luego a comienzos de primavera, el uso de materiales orgánicos como fertilizantes ricos en minerales como el nitrógeno, ayudarán a una sana floración de la planta. No se debe cometer el error de regar constantemente la planta, ya que la misma es tolerante a las sequías, con que se riegue 1 vez por semana es suficiente, una señal de que la planta está siendo regada en exceso, es que su hojas empiezan a tornarse oscuras. Por el contrario, si la planta no está recibiendo un riego adecuado, sus hojas comienzan a arrugarse cóoo muestra del escaso o inexistente riego.

No hay que desesperarse a la hora de cultivar el árbol de la abundancia, ya que es de crecimiento lento, también recuerda que la prosperidad y la abundancia que brinda esta planta, va ligada a los cuidados y mimos que reciba, así que para atraer toda esa buena vibra, además de la bonita estética que brinda, debemos cuidarla cómo a un miembro más de la casa.

¿Qué opinas tú?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *