Árbol de la Vida Celta

ARBOL-DE-LA-VIDA-CELTA

La cultura Celta ha trascendido a través del tiempo durante generaciones y generaciones de manera oral, ya que el lenguaje celta no tenía caracteres para ser presentada de una forma escrita, esto ha conllevado a que las únicas escrituras antiguas de los celtas, hayan sido escritos por los historiadores romanos, siempre guiados meramente por la interpretación y con tendencia a perderse. Esto ha devenido a que no sepamos con exactitud cómo era la cultura de los celtas, y que los libros existentes sobre el tema, no hagan mención de las mismas cosas sobre cuáles eran los dioses de dicha cultura o el significado de las distintas simbologías que los celtas usaban.

Dependiendo de las distintas fuentes de texto, existen variaciones en las fechas de los árboles o a qué o quién protegía cada dios, pero en términos generales la esencia es la misma.

No existe duda de que los árboles tenían un papel muy importante en la cultura de los celta, ya que la vida de los hombres está relacionada muy íntimamente con los bosques, ya que estos le brindaban protección, leña, cobijo, y los distintos frutos que se obtienen de los árboles, el roble por ejemplo, era un árbol al que los celtas le guardaban un gran respeto. 

El árbol de la vida, árbol celta, o árbol del conocimiento como se le conoce en otras culturas, representa la unión entre el cielo y la tierra y a toda la creación en ella, no obstante existen otras culturas que lo definen como el árbol del bien y el mal.

En la cultura celta, el árbol de la vida también era conocido cómo Crann Bethadh, los druidas de esta cultura hicieron uso de los grandes bosques como salón de enseñanzas, donde compartían sus conocimientos, tomando de los mismos árboles todo lo necesario para las medicinas que se usaban en aquel entonces y también en la creación de pócimas. Para ellos los árboles eran la esencia de la vida. 

El árbol en la cultura celta simboliza el eje del mundo, ya que una parte del árbol, sus raíces, crecen hacia abajo y la otra parte crece en dirección al cielo, para ellos el árbol no podría representar otra cosa que no fuera una conexión especial de ambos planos del mundo. Para la cultura celta el árbol compone los tres ejes del cosmo, el del cielo por sus ramas, el tronco por lo terrenal y el subterráneo que se ve representado por las raíces. 

La cultura celta veneraba en gran manera al Roble y era este el considerado el árbol de la vida, sin embargo guardaban máximo respeto por las demás especies existentes porque todos esencialmente representaban lo mismo, ya que de ellos obtenían todo lo necesario para poder vivir, los árboles representaban tanto el bienestar cómo la integridad de sus aldeas, los protegían y daban ejemplo a las generaciones en crecimiento para de esta manera el respeto y los conocimientos trascendieron generación tras generación. Por otra parte solían hacerse muchas celebraciones bajo el árbol de la vida, por este motivo los druidas decidieron usar la figura del árbol en símbolos.

¿Qué opinas tú?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *