El árbol de tila o tilo

arbol de tila tilo

El árbol de tila o tilo es descendente de la familia de las malvaceas, es nativo o tiene su origen en las regiones templadas del norte, hay aproximadamente treinta especies distintas de este árbol, que se encuentran distribuidas en los diferentes continentes, son árboles voluminosos que en muchas ocasiones se cultivan con fines ornamentales, tienen aspecto imponente pues llegan a crecer hasta 45 metros de altura y pueden llegar a vivir más de 900 años.

Presentan un tronco largo, con una copa ovalada, exceptuando el caso de la especie Redmond, la cual tiene una forma piramidal, las hojas del árbol de tilo son cordiformes, llegando a tener una anchura de 20 centímetros, presentando un color verde oscuro en su haz y un color verde claro en lo que es su envés, tiene la característica de ser fuertemente aromáticas. Por su parte las flores del árbol de tilo también presentan un fuerte aroma, y se presentan en forma de pequeño racimos, siendo estas últimas lo que más usos tiene del árbol por sus propiedades curativas.

Para el cultivo del árbol de tilo se requiere de terrenos cálidos y con un bajo nivel de humedad, son capaces de soportar el sol directamente aunque también pueden vivir en zonas parcialmente sombreadas.

El árbol de tilo presenta resistencia a las plagas y enfermedades de su entorno, lo que a su vez es un punto favorable para su mantenimiento y cuidado, si bien puede ser atacado por ciertas especies de insectos, esto no representa problema alguno, las abejas por ejemplo son bastante atraídas por el aroma de las flores del árbol de tilo, ya que de ellas extraen sus nutrientes y lo necesario para el polen. 

Cómo ya mencionamos, el árbol de tilo es cultivado con el fin de aprovechar las propiedades curativas que brindan sus flores, entre los principios activos tenemos: taninos, flavonoides, mucílagos, proantocianilodes, ácidos cafeicos y derivados libres. Gracias a estos componentes, el tilo se usa para calmar espasmos en las vías digestivas, cólicos hepáticos, migrañas que sean de origen hepático, hipertensión arterial y la coronariopatía entre otros.

Al ser un sedante suave se aplica en casos de excitación nerviosa, insomnio, funciona cómo diurético y es un excelente vasodilatador. Sin embargo siempre se recomienda consultar al médico antes de ingerir el té del árbol de tilo, ya que en ocasiones en vez de actuar cómo calmante, puede agravar los diversos padecimientos.

¿Qué opinas tú?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *