Árbol de la Quina. Todos sus propiedades curativas y medicinales

arbol de la quina propiedades medicinales

El árbol de la Quina puede ser revestida interiormente de su tipo por sus hojillas que son generalmente más agudas en su ápice y tienen la domatia preferentemente en la división basal (proximal), la articulación del grial en extremo profundamente escotado, y sus granos con tapias de textura bastante rolliza; entretanto en C. calisaya las virutas en su colectividad son obtusas a redondeadas en el ápice y con las donmatías en su generalidad que se encuentran en la parte superior, la rama del grial superficialmente lobulada, y sus provechos con vallas parecidas al papel. 

Cinchona officinalis es una de las pocas géneros de este linaje que Andersson ha diagnosticado como que tienen siempre agujero de domatias en las hojas. El arbol de la Quina es una galanura medicinal, una de las varias géneros de Cinchona aprovechadas para la fabricación de quina, que es un agente contra la décimo. Es especialmente útil en la sospecha y procedimiento de la malaria.

 El arbol de Quina es el árbol más cultivado para la extracción de quinina. La quinina es un cocimiento antifebril, tónico y aséptico. Se emplea principalmente como tónica en suerte de polvo, jugo, laca, específico, morapio, etc.; y al foráneo en tisana o medicamento para el lavado de heridas y úlceras. Contiene variados alcaloides,2 de los cuales los más fuertes y relevantes son cuatro, todos útiles como antipalúdicos y empleados colectivamente para escarmentar la totaquina. Éstos son: quina, quinidina, cinchonina y cinchonidina.

 Aparte de alcaloides, posee incluso comienzos astringentes como taninos proantocianidoles dímeros y trímenos y otros reparados como ácidos anatómicos , como agrio quinotánico, rojo cincónico o apañados terpénicos que intervienen en su amargor. La piel de quinina era explotada por instrucciones precolombinas del Perú, Colombia y Ecuador como enjuague, anticipadamente del tino del Nuevo Mundo. Sus recompensas fueron conocidas en Europa recién en 1631, época en que fue llevada Alonso Messia el jesuita, a Roma, enviado por el primer licenciado del Colegio Máximo de San Pablo de Lima, el jesuita italiano Agustino Salumbrino quien había revelado en el Perú su procedimiento para omitir tembladeras; luego fue difundida y comercializada por jesuitas, e importada oficialmente por los Franceses. Durante la segunda parte del siglo Xviii se realizaron despachos fitógrafos de varias órdenes y heterogeneidades de quino, incluidas en el orden vivo Chinchona o Cinchona, por una consigna que alega curó a la condesa de Chinchón, marida del virrey del Perú. 

Por este renombre se la conoció desde incompletos del s. Xviii, cuando el naturista sueco Carlos Linneo hizo su subordinación científica. Algunos consideran a la piel de cheta (alto prestigio económico) como oriundo de la quinina, “la clase más importante  medicinal de ultramar”, que según estas traducciones habría sido avanzadilla a nacimientos del s. Xvii en el Virreinato del Perú, Corregimiento de Loja, cerca del pueblo de Malacatos, ahora Ecuador. 

La cáscara se impuso como perfeccionamiento y antifebril absoluto. La gente de Malacatos y Loja, «conocían, al parecer desde siempre, la valía de la quinina y debido a ella estaban sanos». La piel milagrosa se vendía a valor de caudal y comenzó a ser demandada cada sucesión más, llegando a la sobreexplotación intensa de la cáscara, por lo que está en riesgo de extinción. 

La quinina constituye uno de las disciplinas primas empleadas en la extracción de la bebida tónica y medicinal denominada disgustado de Angostura, desarrollada por Johann Gottlieb Benjamin Siegert a nacimientos del siglo Xix en la Angostura del Orinoco, capital a posteriori rebautizada como Ciudad Bolívar, una de las grandes metrópolis de la vega del Orinoco. Mientras traducía el Tratado de William Cullen A Treatise on the Materia Medica, Samuel Hahnemann descubrió que la cáscara del árbol del carácter Cinchona, era efectiva para el tratamiento del paludismo. 

¿Qué opinas tú?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *