El árbol de avellana

Avellano arbol avellana

Corylus avellana o árbol de avellana común es un arbusto de gran tamaño originario de Asia y Europa. Este árbol o arbusto puede llegar a crecer entre los 4 y los 8 metros de altura, aunque en ciertas ocasiones puede llegar a una altura de más de 15 metros, su copa es extensa con forma irregular, por lo general sus ramas comienzan a crecer desde la base lo que es causa de esa irregular forma de la copa, por su parte la corteza del árbol de avellana es de color marrón claro, con una textura estriada profunda, la madera de este árbol es dura, pero es flexible y muy resistente. 

Las hojas del árbol de avellana tienen una forma redondeada, que pueden llegar a medir entre 6 y 12 centímetros de largo, y entre 5 y 10 de ancho, sus bordes son dentados. Las hojas son de color verde claro por ambas caras.

Avellano arbol avellana

Las flores del árbol de avellana nacen mucho antes que las mismas hojas, en el comienzo de la primavera, son hojas de carácter monoico, de sexo diferente, por su partes las hojas masculinas son de color amarillo pálido, su tamaño varía entre los 6 y los 12 centímetros de largo, por el lado de las hojas femeninas, estas son diminutas, se encuentran prácticamente ocultas entre las yemas de las crecientes.

El fruto del árbol de avellana, no es otra más que la avellana, crecen en grupos de 1 a 6, que vienen contenidas en una especie de cáscara dura que alberga las tres cuartas partes de la nuez. Su maduración tarda aproximadamente entre 6 y 8 meses.

avellana-arbol-paqu-2-pzs-hembra-macho-corylus-avellano-D_NQ_NP_799162-MLM27612941430_062018-F

Esta planta es oriunda de climas templados, prefieres zonas aireadas y de elevada temperatura, pero que a su vez presente ciertos grados de humedad, ya que este factor favorece en gran manera al buen desarrollo de su fruto. El árbol de avellana no es una planta exigente, basta con un terreno blando y profundo que sea fresco. Por otra parte esta planta es bastante sensible a las sequías, si el terreno es excesivamente calcáreo, la planta puede resentirse debido a la falta absoluta de humedad. Al árbol de avellana le gusta la niebla, la humedad atmosférica, estos factores ayudan mucho a su desarrollo.

El árbol de avellana es cultivado principalmente por sus frutos, ya que él se obtienen muchos derivados que son de alta demanda comercial. Es un fruto seco, la mejor época de recolección del mismo es en otoño.

Estos frutos se pueden consumir frescos, luego de quitar la cáscara, la cual es muy dura y leñosa, llegamos a la nuez, la cual tiene la característica de ser aceitosa y tener un color amarillento. Está nuez también puede ser consumida tostada, agregando sal, existen diversos modos de preparación. También son degustadas como aperitivo, a su vez son el acompañante perfecto en cereales, salsas o ensaladas. Las reposterías y heladerías por su parte hacen uso de las avellanas en sus productos, helados, tortas, chocolates, y otros postres o dulces son acompañados con avellanas molidas o trituradas.

Un dato curioso es que en Alemania,  se le considera a la avellana un símbolo de fertilidad, y existe la tradición de regalar avellanas en los matrimonios que se realizan en dicho país.

¿Qué opinas tú?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *